Madrid?, te comería a versos

Últimamente tenemos un poco parado el blog intentando buscar un sitio digno de publicar para que nuestros lectores disfruten. Sin embargo, me vais a permitir una licencia y proponeros otra cosa…
A pesar de que estamos a 28 de Octubre y el otoño parece que no llega, hay un plan que os invito a hacer, salid a pasear por Madrid, nada especial, pero en vuestras manos está que así sea…¿cómo? paseando por Madrid, quizás de la mano de alguien especial para vosotros, parando en un semáforo y leyendo frases que os podéis encontrar como, » Fuimos a hacer el amor y parece que volvimos de la guerra»…Disfrutando de las cosas sencillas, como dejar que el sol os de en la cara sentados en un banco… en un banco de Madrid…
Y para que os hagáis una idea de lo que os quiero decir, os dejo un video para que con alguien especial, amigos, hermanos e incluso solos, disfrutéis de este Madrid, Dolce Madrid.

Y de nuevo os pido me dejéis una nueva licencia personal y decirle a Marcello que quiero recorrer cada una de estas frases contigo y seguir celebrando aniversarios otoñales, veraniegos e invernales porque no hay mejor plan que comerte a versos 🙂

Anuncio publicitario
Imagen

Las Criadas, Clara y Solange

Seguimos indagando en la Dolce Vita Madrileña, y esta semana os presentamos la adaptación de Tito Burguillo de Las Criadas de Jean Genet. Este grupo, Kara_BE Teatro, nos trae una historia desgarradora de dos hermanas criadas, donde el amor y el odio, la realidad y la ficción se mezclan constantemente.

Tres son los actores, José R.Sánchez, Sergio Moyano y Jose Blanco, que conducen esta obra con una maestría que pone de manifiesto la entrega de los que desean abrirse un hueco en el mundo del teatro profesional. Y a mí juicio no les faltan ni tablas, ni dotes, para interpretar una obra como las Criadas, la cual está llena de intensidad, de altos y bajos en los personajes, y con un texto complejo y denso, y todo eso a pie del público…hay que echarle bemoles!

Sin duda estos actores han sabido con una gran profesionalidad, interpretar esta obra e interpretarla bien, llevando al público a sentir toda esa locura de sensaciones que constantemente muestran Clara y Solange.

Os invitamos a que vayáis a ver esta obra si queréis descubrir nuevos talentos, lejos de las celebridades y reputaciones consagradas, porque no olvidemos que el mejor apoyo para un actor es ver las butacas llenas y ver como su obra se prorroga, porque donde hay calidad…hay éxito!!!

Imagen

Al rico queso!

Si muchos de vosotros sois aficionados a uno de los placeres culinarios como es el queso, no podéis dejar de pasaros por una de las queserías que acaba de abrir sus puertas en pleno barrio de Conde Duque, Quesería Conde Duque.

Hace un par de días estuvimos indagando en el establecimiento, descubriendo como estos nuevos emprendedores le han dado un giro al negocio ofreciendo una alta calidad, con unos precios muy competitivos y siendo atendidos por los propios productores de los quesos, explicándote con todo detalle, las características de sus productos que con tanto mimo han elaborado. Y esto funciona!, no solo por la cantidad de gente que encontramos en el local, sino porque es imposible después de probar, oler y oír los detalles de los quesos, no salir con uno, o incluso con tres, como nos pasó a nosotros 🙂

Así que si un día decidís que la Dolce Vita Madrileña la queréis pasar en casa con un queso y un buen vino, pasaros por la Quesería Conde Duque que no os defraudará.

Imagen

Salomé emérita

Supongo que no recordáis que había una segunda parte de mi cumpleaños, pues bien hace un par de semanas la sorpresa llegó. Fue un fin de semana en Mérida, pero no un fin de semana en Mérida sin más…si no con una ópera en el Teatro Romano!!!! Aún se me ponen los pelos de punta….
La sorpresa consistía en disfrutar de la ópera Salomé de Strauss, en el 60 aniversario del festival de teatro clásico de Mérida.
Tengo que ser sincera, la ópera nunca ha sido un género que me sedujera, pero no hay duda que en un lugar como el teatro romano de Mérida todo puede terminar por entusiasmarte.
La historia consiste en que Salomé se encapricha de Jokanaán y como éste no quiere besarla, pues ella ni corta ni perezosa manda matarle (un resumen muy resumido).
La puesta en escena y el vestuario muy acertado aunque insisto en que el entorno acompañaba bastante. Hay momentos que se hace un poco pesada, ya que no es lo mismo escuchar una ópera en italiano que en alemán, aunque la verdad que el sistema de pantallas colocadas a ambos lados del escenario permitía sin esfuerzo seguir el argumento.
No sé si esta primera experiencia en el género de la ópera me ha calado lo suficiente como para llegar al nivel de mi predilección por el teatro, lo que sí sé es que tendré que repetir y al menos ver una ópera en italiano y desde luego si es con Marcello será igual o mejor de buena que nuestra experiencia emérita 🙂 🙂

Imagen

Pizza al cuadrado, ¿experiencia gourmet?

El sábado pasado Marcello y yo después de un día de vagueo absoluto, la dolce vita es agotadora :), decidimos dar un paseo por Madrid cuando ya anochecía. Paseando, acabamos en el Corte Inglés para curiosear el espacio Gourmet, que en un intento de modernidad ha dejado la clientela octogenaria y las tortitas, público fiel donde los haya, a un lado.

La novena planta del mítico edificio de Callao estaba en plena ebullición y acabamos apostando por pizza al cuadrado. Este local ya lo conocíamos, el primero que abrieron situado en la calle Ballesta, lo habíamos visitado en más de una ocasión, disfrutando de un concepto nuevo de servicio y calidad, y un trato por parte de la plantilla muy bueno.

Dispuestos a disfrutar de lo ya conocido desde otra perspectiva, lo primero que nos encontramos es que debías elegir entre dos menús, en mi opinión mucho más caro, aunque igual en calidad, que el concepto de «elijo las piezas de pizza que quiero» (para eso sí se nota que era gourmet). Una vez servido el pedido, debimos retirar las bandejas y platos de los comensales anteriores, ya que ninguno de los 3 camareros se dignó a salir y limpiar las mesas. Finalmente terminamos la pizza con el cubo de la basura lleno de desperdicios, en nuestra nariz, ya que la camarera decidió que era el mejor momento para tirarla. Descuidos? Posiblemente, sin embargo, en nuestra opinión si te sitúas en un espacio gourmet porque tienes un buen producto, aún te debes esforzar más por dar mejor servicio y sobre todo mantener la buena reputación creada.

Una pequeña decepción, sin embargo os animamos a probar estas pizzas en el local de la calle Ballesta y disfrutar de lo original.

Imagen

Arabia, un viejo amigo

Últimamente los jueves se han convertido en uno de nuestros días favoritos de la semana para disfrutar de la oferta de restaurantes, así que el último jueves intenté a sorprender a Marcello y llevarle a un viejo amigo, el Arabia.

Es un restaurante árabe que lleva bastante tiempo en pleno barrio de Justicia y que casi pasa desapercibido si paseas por la calle Piamonte, pero si te animas a entrar disfrutarás de unos platos de calidad y baratos, ya sabéis, nuestra filosofía.
Perderse la pastela sería un pecado, podría afirmar que es el plato estrella, podéis acompañarla de unos pepinos con yogurt, falafel relleno de cilantro y cebolla y por supuesto cualquier tipo de cuscus u otros guisos. Riégalo con cualquier té y disfruta de un ambiente tranquilo y con un buen servicio.

Imagen

Las dos bandoleras…viajando por el tiempo

Una de las características que más nos gustan de Lope es ver reflejado en sus obras, actitudes, sentimientos, hechos y demás comportamientos tan del siglo XXI como de su momento temporal (que no digo que esta sea una de ellas), sin embargo jamás antes habíamos asistido a este popurrí de siglos y épocas.
Deseosos de visitar el teatro Pavón, nos aventuramos a ver Las dos Bandoleras, y por mucho que me duela decirlo, fue una auténtica decepción.
Nunca he sido fan de las adaptaciones, pero en ocasiones me han sorprendido, como Los hijos se han dormido, versión de la Gaviota de Chejov, pero definitivamente la versión de las dos bandoleras no ha hecho más que reafirmar mi tendencia purista.
Creo que esta versión «mezclum» como las lechugas, despista al espectador constantemente, agrupando hechos y personajes históricos, vestuario y demás épocas históricas completamente antagónicas, guiños a los Reyes Católicos, La II Guerra Mundial, la Falanje, (o algo parecido) vamos un sin fin de apariciones, cuanto menos sorprendentes.
En cuanto a los actores, sorpresas muy agradables como Llorenc González y Carmen Ruiz, sin embargo otras actuaciones nos hicieron pensar que el único objetivo del actor era escupir el texto como si te ardiera en la boca y no delante de un texto en verso, digno de cuidado y mimo.
En conclusión, una pequeña decepción dentro de todas las buenas obras que hemos visto, pero volveremos al Pavón a disfrutar!

Los miércoles no existen en el Lara

La segunda parte de mi cumpleaños después de ir al restaurante Oribú era sorpresa y como no podía ser de otra manera, Marcello sacó entradas y acabamos en el teatro Lara, jeje, acierto seguro 🙂 🙂

«Los miércoles no existen» es una bocanada de aire fresco y divertido, teatro moderno con 6 actores cada uno con su historia, siempre con el amor y el desamor de fondo, que muestra las consecuencias de las decisiones que tomamos.
Los actores interpretan escenas bajando al patio de butacas y consiguen transmitir esa sensación de «éxtasis» que te produce estar sumergido en el personaje, saboreando y sintiendo a través de el, un cúmulo de sensaciones vividas o no. Escenas, que me hicieron sentir una envidia sana, o de la mala, cuando ves que el trabajo de los actores pueda ser capaz de revolver el interior de tus emociones con solo oírles o verles.

El teatro Lara también ayudó a crear el ambiente necesario para querer correr hacia el escenario y ser tú el protagonista. Un teatro elegante, clásico y con la perfecta combinación del oro y grana, cual traje de luces.
Para terminar, tuvimos las suerte de encontrarnos en la entrada del teatro una exposición de fotografías de Sergio Parra, protagonizadas por distintos actores españoles, que reflejaban de una manera muy delicada la belleza del Lara.

Así pues si queréis disfrutar de una obra divertida y moderna en un teatro de los de antes, acercaros a ver los miércoles no existen.
PD: en julio ya contaré la sorpresa de Marcello pero visto el resultado de la primera, la siguiente con anhelo la espero.

El Perro del Hortelano, ni come, ni comer deja

Una de las salas que hemos frecuentado desde hace unos meses son los Teatros del Canal que tienen una amplia oferta de todo tipo de obras, exposiciones y demás eventos culturetas.

Una pena que la obra que fuimos a ver hace poco solo haya estado hasta marzo, pero a pesar de eso se merece una entrada en el blog, para animaros a verla si hay una segunda ronda .

Para los aficionados al teatro y sobre todo al teatro clásico (si no es así podemos pensar que prefiráis que os pinches con alfileres a verla) la compañía Fundación Siglo de Oro (RAKATá) nos deleitó con una interpretación del Perro del Hortelano, de uno de los clásicos por antonomasia, Lope de Vega.

En un perfecto verso nos dieron lecciones de interpretación, tesón y esfuerzo que hay que tener para estar dos horas y media interpretando este grande de todos los tiempos. Y sobre todo manteniendo la tensión en toda la representación y no caer desplomado en la butaca. Aunque algunos locos como nosotros el teatro clásico sea nuestro preferido, sabemos que el verso puede llegar a ser pesado y difícil de seguir, pero ahí está la responsabilidad de los actores y directores en tratar con cuidado y mimo una obra escrita en el S.XVII.

Cuando digo tesón y esfuerzo me refiero a que no es posible entrever que actores que se atreven a interpretar a Lope lleven pinganillo…podemos entender las razones, pero también queremos ver teatro y teatro de verdad, y a los actores les entrenan para aprender papeles y sobre todo, que si como ser humano, se olvida, se tengan las suficientes tablas para improvisar….y no miro a nadie, suplente por antonomasia! A pesar de eso, os animo siempre a ver clásico y comprobar como las historias de hace siglos siguen de actualidad. 

Ahí os dejo un fragmento , para ver si os pica el gusanillo de saber cómo sigue….

Pues ya, señora, que veo

tanta blandura en tu enojo

y tal nobleza en tu pecho,

te aseguro que le adoro,

porque es el mozo más cuerdo,

más prudente y entendido,

más amoroso y discreto,

que tiene aquesta ciudad.  

 

Dionisos

Una de las cosas que más nos gusta hacer es salir a cenar, creo que eso no es un secreto para vosotros, y hace poco estuvimos, con unos buenos amigos, en el restaurante griego Dionisos.

La carta amplia y muy variada te lleva sin lugar a dudas a ese país lleno de arte, de cultura y de buen comer. Con muchas influencias de la comida turca (igual de rica) destacamos los surtidos (Mezedes, Pikilia) con los que podréis probar todas las salsas y especialidades a modo degustación y probar la más buena de todas, el Tzatziki, aunque en realidad cualquiera de los platos que elijáis os van a gustar.

Existen varios restaurantes en Madrid pero si queréis, a parte de nuestras tres B´s, un servicio por parte de los camareros excelente, tenéis que pasaros por el que está en la calle San Gregorio, 11.

Señores esperamos que disfrutéis y os sintáis como Dioses del Olimpo 🙂